viernes, 8 de febrero de 2013

La leche no está en el pezón

Un bebé que se engancha al pecho de manera superficial, además de causar grietas en el pezón, apenas obtiene leche; por lo que la dificultad suele verse también reflejada en un escaso aumento de peso. El motivo es que la leche no se encuentra en el pezón, sino más atrás, allá donde el bebé presiona cuando sí está bien enganchado.

Este es el motivo de que siempre recomendemos procura que abra bien la boca y abarque un buen trozo de areola, que no se agarre sólo al pezón.

En el siguiente vídeo podéis verlo de manera gráfica. En la primera ocasión se imita un mal agarre, en la segunda un agarre correcto. Fijaos en la cantidad tan diferente de leche que se obtiene con cada presión! 



video


No hay comentarios:

Publicar un comentario